Tecnologías de la cogeneración

El Principio de la cogeneración puede materializarse con la ayuda de un sinnúmero de tecnologías.

En principio, es posible señalar diferencias entre las tecnologías por las que se puede hacer arder al combustible. Entre las posibilidades, encontramos los motores Stirling, motores de vapor, turbinas de vapor y tecnologías como ORC (ciclo orgánico de Rankine) o ciclo de Kalina. Los motores de combustión son los que se emplean con mayor frecuencia. Los motores de combustión interna y las turbinas de gas se incluyen en esta categoría, diferenciando, en el caso de los motores de combustión interna, entre los motores de encendido por chispa o provocado (motores Otto) y los motores de encendido por compresión (motores diésel).

Tecnologías de la cogeneración

Las pilas de combustible también se incluyen en la categoría de las tecnologías de la cogeneración, aún cuando estas no funcionen según las propiedades del Principio de la cogeneración. En el caso de las pilas de combustible, la energía eléctrica se genera de forma directa, por medio de una transformación electroquímica. Estrictamente hablando, se puede decir que este es el verdadero proceso de cogeneración, debido a que se genera energía eléctrica y térmica de forma combinada, sin realizar el paso previo de generación de energía mecánica, como es el caso de las otras tecnologías de cogeneración anteriormente nombradas.

Espectro de eficiencia y rendimiento de las tecnologías de la cogeneración

En el siguiente cuadro se muestran los datos técnicos actuales de las tecnologías de la cogeneración que se encuentran a disposición, en él se exponen solamente módulos con rendimiento eléctrico de hasta 20 MW como máximo.

Sínteses tecnologías de la cogeneración

deutsch-button

Druckmanager BHKW-Infozentrum